8 de diciembre de 2013

Abrecartas (4)

YA otras veces se ha hablado aquí y aquí de abrecartas. Se añade hoy este, comprado hace unos meses en el Rastro, muy gracioso, porque no pareciendo de estas tierras, algún devoto de San José de la Montaña (Jaén) quiso cristianarlo, quiero decir tunearlo. Bien está. Es de los más bonitos, aun siendo el material de que está hecho, celuloide, frágil y modesto. Quién sabe si alguien ayudó con él a que Huckleberry Finn o Tom Sawyer abrieran sus intonsas andanzas. Desde que lo encontré y traje a mi mesa no ha dejado un solo momento de acompañarme ese invariable y generoso ¡Oh! suyo a todo lo que aquí se labra con tan variable fortuna.



11 comentarios:

  1. Ya le diré la mañana de nochebuena a X -ya tú sabes, papito- lo que pienso de vosotros. Aquí me limitaré a decir que tal pensamiento es una sola palabra -30 años más y 30 veces más ....... (en los puntos suspensivos va la palabra). No vayas a pensarte que al igual que los melones el menda se crió en tres meses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a decir que la cabeza sugiere el erotismo inexistente en una pudorosa hucha del domund, pero ante la críptica amenaza navideña se me encoge el sentido del humor.

      Eliminar
  2. "Resultado de: Palabras que se escriben con las letras de ABRECARTAS

    Buscando palabras de la misma longitud.

    Cantidad de Palabras encontradas: 3

    Palabras que se escriben con las letras de abrecartas (10 letras):

    ABRECARTAS, CABESTRARA, CABESTRARÁ"

    http://buscapalabras.com.ar/buscarpalabras.php

    ***

    "CABESTRAR

    1. tr. Echar cabestros a las bestias que andan sueltas.

    2. intr. Cazar con buey de cabestrillo.

    BUEY DE CABESTRILLO

    1. m. buey del que se sirven los cazadores atándole una traílla a los cuernos y a una oreja para gobernarlo, y escondiéndose detrás de él para tirar a la caza.

    2. m. Armazón de arcos ligeros y de lienzo pintado, dentro de la cual se mete el cazador para tirar desde allí a la caza."

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    ***

    Tras un buey escondido el cazador... de tal guisa además armazonado. Patético. El amigo manso debería ensuciarles las botas a todos, y cornear solo a uno: o sea, a mí o al Rey de España.

    ResponderEliminar
  3. Respuesta a José Cancio:

    "Tenéis 30 años más que yo y sois treinta veces más inteligentes". Haya verdad en ello o no, es lo que le iba a decir a X, muy amigo de Trapi -a él se lo cuenta todo- y también un poco amigo mío. Dicho esto, puedes dejar de ver el comentario como una amenaza. Sólo era para dar un poco de emoción entre los parroquianos y hacerle ver a Trapi que uno también coge las indirectas, pero más vale dejar que se distienda el ambiente, que nadie sufra por ello, que sean felices.

    ResponderEliminar
  4. Selebro que así sea, se los juro (Carlos Solchaga dixit)
    No obstante, desde que salió a escena Villepin la corrección, respeto mutuo y buenas maneras que predominaban en este foro han sido puestas en solfa por varios intrépidos intervinientes. Aunque también es cierto que de los que tenemos treinta años más solo se pueden esperar esclerosis y prejuicios, nunca la savia que fluye fresca e inteligente.
    Muchas gracias por su aclaración. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. La mejor librería parisina dedicada únicamente al teatro (y creo que la única) se llama Le Coupe-papier (el abrecartas) y está 19 rue de l'Odéon, a 50 metros del teatro del mismo nombre.

    ResponderEliminar
  6. Pues parece que el hombrecillo hace surfing con sus correos, en la paz de las olas va acostado y con la boca abierta de asombro, suponemos. Atento.

    ResponderEliminar
  7. ¿Hombrecillo?, no, es Jim..., eternamente navegando en el Gran Río, sin olas.

    --¿Por qué no hacemos que Jim baje de la balsa? --, dice Tom, es nuestro amigo, y es ya mucho tiempo el que lleva subido; además, siempre ha de ser él quien remonte las oscuras aguas para explorar los peligros; y ahora se ha transformado, como nuestro diminuto yacaré de treinta y seis dientes, en un abrecartas. No es justo que sea la más viva energía más que un quieto ornamento.

    --Jim, bájate de la balsa --, dice Huck, yo me subiré en tu lugar, aunque no sé si la palidez de mi figura podrá competir con la pasmada negritud de tu asombro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Turbios demonios racistas parpadean las sinapsis. ¡Cuidado, exhibicionistas!

      Eliminar
  8. ¡Curioso!
    Me evoca los Diez Negritos. Y pienso en los autores de su generación que gustan de esa negritud del XIX. Kitsch total

    Un capítulo de Twilight Zone (Mr. Bevis) nos brinda "lo más" en forma de reloj

    http://www.youtube.com/watch?v=HgoTSuBZPGI

    Otros tienen el indio del Domund.

    ResponderEliminar
  9. Hay otro San José de la Montaña en Colombia. Allí el negro no resultaría tan exótico. Y no cabría hablar ni de cristianizar ni de tunear.

    ResponderEliminar